Áreas Protegidas y los Desafíos Que Enfrenta el Mundo Natural

Versión inglesa disponible

 

Vivimos en tiempos muy importantes y decisivos para la historia de la humanidad y todos los seres vivos con los que compartimos nuestro hogar, el planeta Tierra. Hemos tenido un impacto tan grande en el mismo que muchos científicos ahora están de acuerdo en que hemos entrado en una nueva época geológica, el Antropoceno1. Esto significa que durante el resto de la historia de nuestro planeta existirán rastros en el registro fósil de nuestro tiempo aquí en la Tierra.

Los humanos, directa e indirectamente, hemos modificado drástica y rápidamente el ritmo natural de los ecosistemas del planeta. Hemos alterado y cubierto más de dos tercios2 de la superficie de la Tierra y cuando se trata de especies perdidas y próximas a la extinción, las cifras son alarmantes.

¿Cómo es que el hombre pasó de respetar y estar en contacto con la naturaleza a explotarla masivamente? La industrialización, el uso excesivo de los recursos, especialmente los combustibles fósiles, la pesca comercial, la agricultura industrial, la guerra sin fin, el ecocidio y la priorización de las ganancias sobre la salud de nuestro planeta y sus habitantes son algunos de los factores que han marcado la llamada nueva era.

El autor y otros activistas participando en una ación de concientización sobre la crisis climática para el movimiento Extinción Rebelión Los Cabos. Foto tomada por Jay Clue.

Hoy en día vemos en las redes sociales algunas etiquetas (hashtags) que dicen cosas como #protegeloqueamas o #salvemoslasballenas. Estas frases se explican por sí mismas porque cuando amamos a alguien o a algo, nos cercioramos del bienestar del mismo. Es absolutamente absurdo que destruyamos y maltratemos la naturaleza cuando dependemos de ella para nuestra propia supervivencia.

 

Ballena Jorobada en Blanco y Negro. Foto tomada por el autor.

El escenario es bastante complejo, sin embargo no todo está perdido y en el mejor de los casos, nuestra especie aprenderá de las duras lecciones que ahora enfrenta. Son muchos los retos, quizás demasiados para el alcance de este artículo así que me enfocaré en una cosa que me apasiona muchísimo: la importancia de las áreas protegidas, los parques nacionales y los santuarios de vida silvestre.

En la actualidad existen muchos casos exitosos de áreas protegidas, tanto en tierra firme como en el océano, que demuestran que con buena intención y efectiva implementación de las leyes es posible que los ecosistemas gravemente degradados se recuperen. De hecho la evidencia es clara y ha demostrado que la protección efectiva de las áreas más importantes de flora y fauna traen beneficios que se pueden observar inclusive fuera de las fronteras de dichos lugares. Con esto como punto de partida y desde mi propia experiencia trabajando en las áreas marinas protegidas de México, hoy les quiero dar un recorrido por los lugares más asombrosos del Océano.

 

El archipiélago de Revillagigedo

Comenzamos nuestro viaje con uno de los hábitats marinos más únicos del mundo. Debido a su lejanía, este es un lugar que siempre ha sido abundante en vida, pero que sólo recientemente ha sido reconocido por este hecho.

 

Olympus Digital Camera. Autor filmando Tiburón Galápago en el sitio de buceo El Cañon. Foto tomada por Ruud Stelten.

El archipiélago de Revillagigedo3 o las Islas Socorro, como se le denomina a menudo, se encuentra a unos 400 km al suroeste de la península de Baja California. Este paraíso del buceo fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 2016 y Parque Nacional4 Mexicano en el 2017, convirtiéndose así en el parque nacional más grande de toda América del Norte.   

El archipiélago consta de tres islas volcánicas y un monte submarino. La más grande de las islas es Socorro, donde México mantiene una pequeña base militar y una estación de investigación. Las otras islas son San Benedicto, un ejemplo asombroso y hermoso de un volcán intacto y Clarión, aún más alejado y rara vez visitado o buceado. Por su parte Roca Partida es un monte submarino solitario, literalmente una pared de roca vertical que se eleva desde el fondo del mar hasta aproximadamente unos 25 metros sobre el nivel del mar.

 

Tiburones punta blanca en Roca Partida. Filmado por el autor.

https://www.facebook.com/foundatseaexplorers/videos/437567896965539/

 

Las islas forman parte de una "familia" más amplia de archipiélagos protegidos en el Pacífico Tropical Oriental que incluye las Islas Galápagos en Ecuador, la Isla Malpelo en Colombia y las Islas Cocos en Costa Rica. Es importante tener en cuenta que el Parque Nacional de Revillagigedo se creó sólo en noviembre del 2017 (considerado por algunos como tardío), mientras que sus pares fueron reconocidos de manera similar hace décadas: Galápagos en 19595, Cocos en 19786 y Malpelo en 19957.

Además de una rica diversidad de flora y fauna, estas islas son un refugio vital para muchas especies en peligro de extinción y juegan un papel muy importante en el mantenimiento de la salud de las aguas circundantes. De hecho, el parque sólo se estableció después de que se presentaran estudios científicos detallados al gobierno y al sector privado (incluyendo la industria de la pesca) en los cuales se demuestraron que proteger las áreas vitales que sirven como ‘guarderías’ de crías y zonas de apareamiento y alimentación alrededor de las islas, aumentaría la productividad de especies valiosas como por ejemplo el atún de aleta amarilla de las aguas adyacentes. 

 

Reporte de viaje de las islas de Revillagigedo filmado, editado y narrado por el autor.

https://www.youtube.com/watch?v=aC_FAZ8t3KY

 

Llegar a Revillagigedo significa respirar aire fresco y desconectarse de la jungla del concreto. Es adentrarse en un mundo submarino de cristalinas aguas azules. Aquí en el mar abierto, las islas son un refugio de animales pelágicos como la Manta Gigante del Pacífico, los Delfines de nariz de botella, las Orcas falsas, una amplia gama de tiburones que incluyen tiburones Martillo, Ballena, Galápagos, Punta Plateada, Sedosos, de arrecife de Punta Blanca y Oceánicos de Punta Negra entre otros. Durante los meses de invierno y con suerte, incluso se pueden encontrar Ballenas Jorobadas durante las inmersiones de buceo (aunque esto no ha sucedido durante varios años después de que un grupo de orcas se alimentara de un ballenato de Ballena Jorobada en Roca Partida) Aunado a toda esta vida marina hay que sumarle la gran cantidad de peces que se pueden observar. Impresionantes cantidades de Atún de Aleta Amarilla, Pez Peto, múltiples especies de Jacks que forman escuelas masivas y el Pez endémico Angel de Clarión  que limpian las mantas, delfines, ¡Y muchos más!

 

Pez Angel de Clarión limpiando Mantas en el sitio de buceo Cabo Pearce. Filmado por el autor.

https://www.facebook.com/foundatseaexplorers/videos/2894906607188377/

 

Delfines en el sitio de buceo El Boiler. Foto tomada por el autor.

La guinda del pastel es que Revillagigedo ofrece mucho más que avistamientos increíbles, aquí las interacciones con la vida marina son inimaginables. Las Mantas Gigantes son conocidas por nadar a tan solo unos metros de los buceadores, suponemos que para disfrutar de la sensación de las burbujas en su vientre. Esto sucede repetidamente, a veces en cada inmersión y en ciertos sitios de buceo. Por su parte los delfines nariz de botella  también se acercan con frecuencia a los buzos para jugar y a veces pasan casi todo un buceo nadando en círculos a su alrededor.

Revillagigedo es verdaderamente un lugar mágico que mereció ser protegido hace mucho tiempo. Hoy es parte de un grupo de lugares que demuestran lo que la ciencia, la conservación y el ecoturismo pueden lograr cuando se trabaja en conjunto. También podemos aprender una lección importante de la historia del parque: La buena voluntad por sí sola a menudo no es suficiente para garantizar la supervivencia de las especies y los hábitats. Sería prudente tener esto en cuenta al considerar nuestro propio futuro.

 

Selfie del autor soplando burbujas en el vientre de la Manta Gigante del Pacifico. Filmado por el autor.

https://www.facebook.com/birdfisheye/videos/584905238924350/

 

Cabo Pulmo

Otro lugar en México que puede enseñarnos sobre el valor de la conservación es Cabo Pulmo, un área relativamente pequeña en el sureste de la península de Baja California en el Mar de Cortés. Aquí encontrarás un pequeño pueblo al borde del arrecife de coral más al norte del Pacífico oriental. Estas aguas son extremadamente productivas y albergan una amplia gama de especies marinas. ¡Estos incluyen una gran cantidad de tiburones, entre los que destacan los tiburones toro, las tortugas, los meros grandes, las enormes escuelas en espiral de peces Jacks y mucho más!

Pero Cabo Pulmo no siempre fue así y en el pasado se caracterizó por tener un hábitat extremadamente degradado y con poblaciones de peces al borde del colapso. De esta forma y debido a esta situación, la comunidad local y las personas que habían dependido de la pesca durante generaciones anteriores comenzaron a trabajar con los conservacionistas y el gobierno para proteger el área.

Desde que fue declarado Parque Nacional en 1995 y designado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 20058, Cabo Pulmo ha experimentado un crecimiento de biomasa de más del 400%9. Prueba de que la naturaleza es resistente y puede recuperarse si se le da el tiempo y el espacio.

 

Escuela de Jacks en Cabo Pulmo. Video por Brendon Cammell/Found at Sea.

https://www.facebook.com/foundatseaexplorers/videos/621130948659624/

 

El área se ha convertido en un vivo ejemplo de lo que es posible. Además de haberse transformado en un ecosistema próspero que protege la biodiversidad y aumentado la biomasa de las aguas circundantes, la comunidad de Cabo Pulmo también ha prosperado y se ha beneficiado. En la actualidad existen reglas estrictas que limitan la cantidad de operadores de buceo, la cantidad de buzos que pueden visitar un sitio de buceo cada mes y la capacitación de guías que se encargan de garantizar el cumplimiento de las reglas que deben seguir los visitantes del parque.

Este tipo de situaciones en las que todas las partes involucradas son beneficiadas, son ideales dentro del mundo de la conservación y el ecoturismo. Encontrar formas de repetir este éxito en otros lugares donde las condiciones son diferentes es uno de los grandes desafíos que enfrentan los conservacionistas, los científicos, el sector privado y los gobiernos. La forma en que se enfrenten estos desafíos contribuirá en gran medida a determinar el destino de innumerables especies y hábitats únicos.

 

Desafíos

Proteger los lugares donde la vida florece y revivir los degradados es una de las mejores herramientas que tenemos cuando de aprender a vivir en armonía con la naturaleza se trata. Si bien existen muchos ejemplos de lugares donde la protección ha sido exitosa, el escenario más comun sigue siendo la negligencia. Es frecuente que las reglas no se apliquen debido a la corrupción, la pereza o incluso más trágicamente, la escasez de recursos entre quienes intentan proteger.

 

El autor observa las tortugas Golfinas durante uno de los eventos más grandes de anidación masivas del mundo en una playa protegida de Oaxaca en Mexico. Foto tomada por Brendon Cammell/Found at Sea.

La educación también debe desempeñar un papel vital si queremos encontrar el equilibrio que desesperadamente necesitamos. Esto incluye educación que ayude a las personas a comprender el daño que hacen cuando participan en el comercio ilegal de vida silvestre, la destrucción de hábitats, el uso de productos químicos y muchas otras actividades potencialmente dañinas. También incluye la educación que ayude a las comunidades a encontrar otras fuentes de ingresos alternativas y que a su vez les permita elevar sus niveles de vida. Todavía hay mucho trabajo por hacer, sobretodo cuando hablamos de nuestro sistema de consumo sin fin. En este sentido, nuestro insaciable apetito por la carne, los bienes de consumo baratos y los combustibles fósiles podrían ser nuestra caída.

Si tan solo reducimos la demanda de estos productos podremos permitirle a la naturaleza el espacio que necesita para recuperarse a un nivel que le permita mantenernos a nosotros y a otras v idas complejas de la Tierra. Actualmente, la humanidad utiliza alrededor del 72%10  de la superficie terrestre, dejando menos de un tercio para la naturaleza. Actualmente, menos del 2%11 del océano está propiamente protegido, dejando las tierras y mares fuera del alcance de la ley listos para la explotación continua. Los desafíos que enfrentamos son graves, pero todavía hay una salida, siempre hay una salida. Solo necesitamos unirnos y ponernos a trabajar.

 

Manta en Blanco y Negro. Foto tomada por el autor.

Muchas gracias a mi pareja Brendon Cammell de Found at Sea Explorers, por su edición y contribuciones.

 

References: (Referencias)

1.https://www.theguardian.com/environment/2019/may/30/anthropocene-epoch-have-we-entered-a-new-phase-of-planetary-history

2.https://www.theguardian.com/environment/2019/aug/03/ipcc-land-use-food-production-key-to-climate-crisis-leaked-report

3.https://whc.unesco.org/en/list/1510/

4.http://www.mpatlas.org/mpa/sites/68808404/

5.http://www.galapagos.gob.ec/areas-protegidas-2/

6.https://isladelcoco.go.cr/nosotros/#areas-protegida

7.http://www.parquesnacionales.gov.co/portal/es/ecoturismo/region-pacifico/santuario-de-flora-y-fauna-malpelo/

8.https://ocean.si.edu/ecosystems/coral-reefs/cabo-pulmo-giving-optimism-coral-reefs

9.https://www.diarioelindependiente.mx/2019/10/en-10-anos-parque-nacional-cabo-pulmo-incremento-460-su-biomasa

10.https://www.theguardian.com/environment/2019/aug/03/ipcc-land-use-food-production-key-to-climate-crisis-leaked-report

11.https://earther.gizmodo.com/it-turns-out-weve-only-protected-2-percent-of-the-ocean-1823806943

2 Responses

  1. Avatar Nelson trujillo

    Excelente artículo

    Reply
  2. Ylinel Trujillo Ylinel Trujillo

    Muchas gracias!

    Reply